Nos queda nada y menos, en unas semanas estaremos disfrutando del paraíso, pero hasta entonces, y aprovechando la recta final, os continuamos trayendo artículos relacionados con este paraíso del índico. Hoy os traemos un artículo relacionado con los tiburones, pulsa leer más para descubrirlo al completo.

El clima de Maldivas es sobre todo el característico de la zona subecuatorial. Es un clima casi perfecto para los amantes de la playa, con una temperatura media de 27 grados sin cambios estacionales destacables.

Mientras las islas Maldivas están situadas en una zona con abundantes arrecifes de coral, la fauna submarina es sorprendentemente diversa y hermosa. Las aguas costeras de Maldivas están repletas de fauna, peces exóticos y brillantes, medusas, almejas, depredadores y por supuesto un sinfín de corales.

Los arrecifes de coral, atraen a diversos depredadores marinos, entre los que se encuentran los tiburones, de los cuales existen alrededor de 26 especies diferentes en el archipiélago. Sin embargo, esta cifra es inexacta, ya que muchas especies de tiburones se ven de forma casi idéntica e incluso los biólogos marinos no pueden distinguirlos.

El tiburón tigre, el tiburón martillo y el tiburón oceánico son algunos de los habitantes más frecuentes en Maldivas. Todas estas especies son cazadoras de personas. La amenaza más alta es, probablemente, la impuesta por los tiburones tigre, ya que a menudo entran en las zonas costeras. El encuentro con un tiburón oceánico es igualmente peligroso, pero mucho menos probable, debido a que estos tiburones prefieren mantenerse lejos de la población. Los tiburones martillo se comportan de forma menos agresiva, y sus ataques han sido menos numerosos que los de los tiburones oceánicos. De hecho, la verdadera amenaza se plantea solamente por las especies de tiburón martillo gigante, el cual es mejor evitar.

Los tiburones ballena llegan a las islas orientales de Maldivas entre Abril y Noviembre (pese a que pueden verse prácticamente todo el año). Estas enormes bestias marinas parecen grandes depredadores, pero realmente son totalmente inofensivos para los humanos y se alimentan de plancton. Hay que tener en cuenta que los tiburones ballena, así como otras muchas especies de tiburones están protegidos por varias organizaciones gubernamentales.

La caza y pesca de los tiburones está prohibida en la mayoría de las islas. Se tomaron medidas drásticas para conservar las poblaciones de tiburones que han sufrido un descenso dramático durante los últimos años, producto de la caza furtiva. Además, las personas asiáticas no contribuyen a la causa con el uso de las aletas de tiburón en sus recetas culinarias tradicionales.

Además podemos encontrar varias especies de tiburones de arrecife, los cuales apenas alcanzan una longitud de un metro entre los que destacamos los pintarroja, punta blanca, punta negra o angelotes, sin olvidar jamás a los tiburones nodriza que tan buenos momentos nos hacen pasar durante las inmersiones nocturnas.

¡Faltan 30 días!
Publicación anterior

Dejar un comentario