¡Muy buenas a todos desde Bali! Son poco más de las once de la noche, ya estamos instalados en nuestro hotel y hemos recorrido un poco la zona. Para descubrir cómo ha sido nuestra llegada a Bali y poder ver nuestro primer Vlog, haz clic aquí para acceder a la noticia completa.

Fuimos muy temprano al aeropuerto, porque como dice el dicho, mejor prevenir que curar. El aeropuerto del Prat estaba hecho una pocilga, entre papeles de periódicos por todos lados y basura, me pegue algún que otro tropiezo y casi nos cuesta un disgusto.

Nuestro vuelo salía a las 5 de la tarde y fuimos puntuales, ya nerviosos y sin drogas duras que me quitaran el miedo a volar, partimos rumbo a Doha en un avión lleno de españoles que o como nosotros bucearían en Bali, o su rumbo era Maldivas.

El vuelo se me hizo eterno, pese a no tener turbulencias destacables pues hacía un día impecable. La cosa se nos torció en el vuelo a Denpasar, primero decir que jamás nos habíamos montado en un avión tan lago. Sí que lo hicimos para Maldivas en una de dos plantas, pero con una única planta para más de 400 personas no. El tamaño de las alas era enorme y no solo en proporción a la aeronave, estas eran extremadamente largas.

Las siguiente nueve horas de vuelto se me hicieron un calvario. Sin pastillas y con turbulencias durante todo el vuelo me afectó al estómago y a la cabeza, que parecía que tuviera resaca, y para más inri no tenían Coca Cola en el avión por lo que no me podía meter un chute de azúcar para prevenir la migraña… Pues bien, entre solitario y solitario y ya con un asiento de separación entre el Jordi y yo (es que él no tiene muy fácil y se duerme enseguida) me cambió la cara al ver a lo lejos la isla de Bali. Tengo unos vídeos grabados con el teléfono preciosos. Se veía el volcán desde lejos y eso era señal de que mi angustia dentro del avión estaba a punto de acabar.

Una vez ya en tierra, y tras cambiar algo de moneda extra, nuestro corresponsal nos ha traído al hotel y hemos realizado un pequeño room tour.

[vrview img=”http://www.2littledivers.net/descargas/Hotel_semiyak.jpg” pimg=”http://www.2littledivers.net/wp-content/uploads/2016/12/Hotel_semiyak.jpg” width=”100%” ]

 

La primera noche la pasamos en la Playa de Semiyack, en el hotel Royal Semiyack, un complejo de lujo a pie del mar rodeado de lagos y piscinas. Parece un parque temático, como la Polinesia de Port Aventura pero amigos… ¡Estamos en Bali!  Mañana ya hacemos un vídeo como dios manda pues al salir del aeropuerto ya era de noche.

Hemos recorrido la zona en busca de tarjetas para disfrutar de internet, nos han salido algo más caras de lo que teníamos pensado inicialmente, pero tampoco es lo que nos pedían en el aeropuerto, que eran 4 veces más. Pese a que los hoteles tengan wifi, como vamos a ir un poco a la aventura y realizar diferentes rutas queremos estar conectados en todo momento.

Para la cena pese a los mil y un restaurantes hemos optado por el del hotel pues tenía muy buenas críticas en trip advisor y pese a tener un precio más europeo, ha merecido la pena.

Y poco más, nuestra aventura acaba de empezar, mañana toca madrugar para recorrer Bali y poder disfrutar de sus templos. El guía ya nos ha avisado, que estamos en época de lluvias, que por las mañanas sol, pero por la tarde tirando a la noche llueve durante un par de horas. Esperemos que así sea, de momento desde nuestra habitación se ven un millón de estrellas, eso creo que es buena señal ;) ¡Mañana más! Un saludo

P.D Manda cojones no es justo que el internet de Bali sea mucho más rápido que el que tenemos en casa… sad

¡Nos vamos!
Publicación anterior

Dejar un comentario

¡Compartir publicación!