Última jornada en Bali (previa a nuestra vuelta) dado que el último día toca descansar y disfrutar del hotel. Durante todo el día, y salvo a algún momento de lluvia, hemos disfrutado de algunos de los lugares más emblemáticos de la isla. Como soy algo vago, en lugar de explicaros en detalle el día de hoy, os voy a hacer un pequeño resumen de algunos de los puntos, y con ello, daremos por finalizada esta bonita etapa de las bitacoras de Bali a la espera del vídeo resumen final wink tongue

Sacred Monkey Forest

Ubicado en el corazón de Ubud, Monkey Forest es una reserva natural de más de 27 hectáreas de extensión en la que se encuentran varios templos, pero que es especialmente conocida gracias al grupo de monos que habitan en ella. El Bosque de los Monos contiene una densa y variada vegetación compuesta por más de 100 especies diferentes de árboles. Entre el verde manto del bosque se encuentran varios templos y un cementerio que son vigilados cuidadosamente por los monos que viven en la reserva.

En el bosque habitan más de 340 monos, comúnmente conocidos como macacos de cola larga, que pertenecen a cuatro grupos diferentes. Aunque se trata de una zona segura, no es recomendable acercarse a los monos ni darles de comer, ya que pueden llegar a ser agresivos. Monkey Forest es una de las visitas que no se pueden pasar por alto cuando se visita Ubud. Resulta realmente divertido adentrarse en un bosque de cuento para encontrarse con cientos de monos que pasean, comen y se divierten a sus anchas.

Pura Sada

Es un templo muy bien decorado cerca del mercado en el pueblo de Kapal. Originalmente un santuario de la familia real Mengwi, fecha de la era Majapahit (siglos 12 a 14). Tiene una torre de 16 metros de altura, pero son los santuarios de 64 piedras que son lo más conocido de este templo. Se cree que conmemoran guerreros que murieron en batalla.

Templo del Monte Batukaru

El templo de Batukaru esta situado en el pueblo Wongaya Gede, el distrito Penebel, la región Tabanan, a 42 quilómetros aproximadamente al oeste de Denpasar o a eso de una hora de viaje con coche desde Denpasar. El nombre “Batukaru” quiere decir “la cascara de coco,” es el nombre de la montana en la cual el templo fue construido por su ladera sur. Batukaru es el segundo pico más alto de la isla con una altura de 2278 sobre el nivel del mar.

Este templo que esta a 700 metros sobre el nivel del mar, fue construido en el siglo XI dirigido por Mpu Kuturan o Mpu Rajakerta (según el antiguo libro Usana Bali), en el tiempo del gobierno de los reyes gemelos Sri Masula-Masuli en Bali, y luego ampliado y decorado por Arya Kenceng y sus descendientes que luego gobernaron los reinos de Badung y Tabanan.

Este templo es uno de los templos “Sad Kahyangan,” los seis templos nacionales de Bali, venerados por todos los Balineses. Otros templos que pertenecen “Sad Kahyangan” son el templo de Uluwatu, el templo de Pusering Jagat (el ombligo del mundo), el templo madre de Besakih, el templo de Goa Lawah (la cueva de los murciélagos), y el templo de Lempuyang Luhur. El templo Batukaru pertenece también a uno de los cuatro templos Catur Loka Pala, los cuatro templos que están en los cuatro puntos cardinales de la isla. Los templos Catur Loka Pala entre otros son el templo de la cumbre del Monte Mangu (Puncak Mangu) en el norte, el templo de Lempuyang Luhur en el este, el templo de Andakasa en el sur y el templo de Batukaru en el oeste.

Jatiluwih

Situado bajo el monte Batukaru son unos arrozales espectaculares, con unas vistas de terrazas que nunca terminan es un paisaje totalmente fascinante que sin duda uno tiene que ir a visitar si va de turismo en Bali. Es tan fascinante este lugar que hasta es considerado Patrimonio de la Humanidad. De hecho los arrozales de Jaluwih son mucho más impresionantes que muchos otros que vais encontrar en la isla.

Podéis programar visitas en el arrozal de Jaluwih en el que os van explicar todos los secretos de los campos de arroz, y el mismo tiempo tomaros una comida campestre con el arroz que cultivan en la región, una experiencia realmente recomendable. Para poder hacer estas visitas a los arrozales la forma más fácil es contratando un tour desde Ubud o desde Kuta.

Dejar un comentario

¡Compartir publicación!