Parece mentira lo rápido que nos adaptamos a los cambios de horario. No sé si provocado por el cansancio del viaje, pero la cosa está en que hoy a las 6:30 ya estábamos el pie y aquí hacía un sol radiante, sol que ha desaparecido pasado unos minutos pero que ha vuelto, se ha vuelto a ir… ha llovido dos minutos… ¡Si es que ya nos lo decían! “En filipinas el tiempo cambia cada segundo”.

Nuestro primer día completo y primera jornada de buceos ya la damos por finalizada y si quieres conocer todos los detalles como siempre, pre recomendamos pulsar “leer más” smile

Lo más importante, es que al madrugar tanto hemos podido disfrutar del hotel para nosotros solos, pues hasta más tarde no hemos coincidido con los primeros huéspedes y este tiene una pinta tal que así:

Hemos realizado tres inmersiones, dos por la mañana desde barco y la tercera en el house reef además de tostarnos al sol y disfrutar de la piscina con nuestros tés helados como cualquier pareja en su luna de miel (ya sabéis que el buceo y el alcohol no se llevan bien).

INMERSIÓN 01: Basdako Wall

“Basdako”, en el idioma local significa “Gran arenal” pero de gran arenal no tiene nada de nada. La inmersión en si es una gran pared que desciende en pendiente y se pierde en el azul. El agua está muy caliente 31/32 grados según nuestro ordenador y la cantidad de nutrientes y plancton son abundantes y esto se refleja en la visibilidad del agua. Nos ha recordado mucho muchísimo a los arrecifes de Bali, pero sin tanta vida macro, la hay, pero nos cuesta mucho más encontrarla, no es como allí que tienes un nudibranquio cada pocos metros.

La inmersión la hemos realizado a la deriva y nos hemos dejado llevar por la corriente. Era una especie de inmersión de chequeo, para mí porque estrenaba la nueva lente Macro de SAGA y de Jordi porque estrenaba su nuevo ala.

Una cantidad increíble de vida y a tan solo escasos metros de nuestro resort.

INMERSIÓN 02: Pangsama 1

Habíamos pedido “Sardinas” y sin duda nos hemos hasta cansado de verlas. Nuesto objetivo era disfrutar del Sardine Run, al principio nos ha decepcionado un poco y habíamos pensado que nada tenía que ver con lo que se ve en los vídeos de otros países como África, y eso nos pasa por dejarnos guiar por las primeras impresiones. Estaba claro que no las íbamos a encontrar sólo tirarnos al agua, pero ahí estaban, pero en una cantidad mucho más reducida, y cuando nos hemos querido dar cuenta pasados unos minutos de inmersión, esas famosas pelotas gigantes estaban entre nosotros.

La verdad es que impresiona, porque en muchos momentos estas se mueven a gran velocidad escapando de los atunes y barracudas que están ahí buscando bocado y de golpe estas te envuelven y no ves nada… Las fotos no hacen justicia porque se me da mal, por no decir muy mal este tipo de fotos, pero menos mal que Jordi lo ha grabado en vídeo para nuestro disfrute.

INMERSIÓN 03: House Reef

Después de comer y con unas horitas de sol en el cuerpo, hemos optado por hacer una inmersión extra desde el propio hangar del hotel (acción que vamos a repetir seguro toda la semana) y hemos descubierto el porqué del nombre del hotel. Hemos visto un millón de tortugas a cuál más grande y hemos disfrutado a nuestras anchas de más de hora y media de buceo sin guías para disfrutar de los arrecifes para nosotros solos, lo peor es que hemos visto la serpiente aquella venenosa de Bali pero esta vez en tamaño anaconda y nos ha entrado el miedo…

Y poco más, no son ni las 9 de la noche hora local (unas seis horas más que en España) y se me cierran los parpados, espero darle bien al guardar porque estoy escribiendo un tocho y no tengo nada de ganas de tener que empezar a escribir de cero.

¿Qué nos deparará la suerte mañana? ¿Conoceremos al pez mandarín? ¡Un saludo enorme buzos!

 

DEJAR UN COMENTARIO