¡Nos hemos quedado cortos de protector solar! Estamos color rojo radiactivo, y no paramos de ponernos crema, y aun así, nos hemos quemado… Little consejito del día, si buceas, no te pongas un litro de crema solar en la cara, durante la inmersión… ¡TE QUEDARÁS CIEGO!

A los que nos estáis siguiendo por el stories de Instagram poco más os puedo adelantar, si es que, uno no puede desconectar, necesito estar enchufado, y saber que ahí detrás pese al cambio horario, hay alguien que nos sigue y se interesa e ilusiona por nuestras gilipolleces.

Hoy hemos pasado la mañana en Isla Pescador, un pequeño islote a apenas unos kilómetros mar adentro muy cerca de nuestro resort. ¿El resultado de la jornada? Pulsa leer más para descubrirlo wink

Pescador Island

Ya tenemos el horario cambiado, y con lo que estamos durmiendo a primera hora ya estamos desvelados. Nos sirve para pasear por el resort, darnos un chapuzón y saludar a los perrillos que viven aquí, pues Jordi, necesita de una mascota a la que darle cariño, y teniendo a nuestro perro tan lejos, está repartiendo ese amor perruno que tiene con dos pobres chuchos que están aquí amarrados todo el día, el los acaricia, les pone agua… les habla… ¿Los perros filipinos el español no lo entienden verdad? Y yo… mantengo las distancias pues huelen a perro muerto la verdad… yo no quiero acabar lleno de chinches… Pero tengo un corazón blandito y hasta yo me empiezo a preocupar de que tengan agua los pobres.

Después del desayuno, que por cierto hemos vuelto a la carta… Es gracioso, si nos acompañan un millón de japoneses o chinos que vienen sólo a ver las cataratas y el tiburón ballena en snorkel, pone buffet y cada cual se sirve, cuando se van… volvemos a poder pedir y ponernos hasta el culo. Es cierto que ayer faltaban cosas de lo que solemos comer, se las pedí al camarero y las trajeron… incluso nos trajo un quilo de Bacon… ¡Si es que no se puede quejar uno! ¡Nos tratan como reyes!

INMERSIÓN 07 Y 08: PESCADOR ISLAND

Pasadas las 8:30 hemos partido en rumbo a Pescador Island y en ella hemos realizado dos inmersiones a la deriva en sus diferentes lados pues, entre inmersión e inmersión ha cambiado la corriente.

De las que llevamos hasta ahora ha sido la más cañera, pues hasta llegar al saliente hay que aletear y mucho, y luego las corrientes una vez abajo son muy muy fuertes. Es gracioso porque los primeros dos metros apenas hay corriente, y por eso entiendo que los guiris vengan aquí a hacer snorkel pues ya a sólo un par de metros los corales están intactos y plagados de vida.

Las corrientes tienen su lado bueno y malo, el malo, que quitan visibilidad, pero el bueno que, a más corriente, más nutrientes y más vida. No sólo de vida de arrecife estamos hablando, y de sus densos corales duros y blandos. Hemos visto muchos bancos de atunes, sardinas, barracudas… y es que por algo se llama así la isla, pues cada día decenas de pescadores locales acuden aquí a por atún fresco para abastecer los mercados.

Las dos inmersiones me han encantado, y aquí he podido jugar bien con los contraluces y empezar a sacar soles, que por la posición de las otras inmersiones me cuesta más, pues el sol queda siempre detrás del arrecife.

Otra de las cosas que me ha llamado la atención, es la cantidad de peces rana que hay aquí, no sólo en diferentes colores sino en tamaños exagerados, que tienes que ser muy muy lerdo para no verlos.

INMERSIÓN 09: HOUSE REEF

Aprovechando que el sol estaba muy arriba, he optado por seguir jugando con el sol y crear diferentes composiciones y ambientes con corales y peces.

Jordi por lo contrario se ha vuelto mi guía y me enseñaba las gambitas a las que podía hacer fotos, e intentaba buscar caballitos pigmeo en todas y cada una de las gorgonias que ha encontrado… No ha tenido suerte… pero le ha puesto empeño y constancia.

Empezamos a reconocer los animales pequeños, y lo más importante dónde encontrarlos, así que estas inmersiones sin guía nos están viniendo muy muy bien. Hemos estado más de 90 minutos y hemos salido con el tanque a media carga… ¡Qué más se puede pedir?

Hemos terminado la tarde en la piscina, revelando fotos y ahora nos vamos a cenar, pese a que no son más que las 7:30 de la tarde. (Aquí anochece a las 5:30) Así que vamos a recargar las pilas y ver que nos tiene el destino preparado para mañana. ¡Un saludo buzos!

 

DEJAR UN COMENTARIO