¡No, no nos ha tocado madrugar! Bueno, hemos madrugado, pero no tanto como los días anteriores para bucear.

Teníamos la maleta ya preparada de ayer y hoy sólo hemos tenido que ponernos finos en el bufet del desayuno para cargar fuerzas para el viaje de hoy pues por casi 5 horas hemos estado en el coche hasta llegar al otro extremo de Cebú para coger el ferry rumbo a Malapascua. ¡Nos ha pasado una cosa en el camino…! ¿La quieres saber? Tendrás que pulsar para descubrir el artículo a completo :p

¡Tampoco tanto he! Que estoy exagerando… Nada, que como aquí son tan salvajes condiciendo, un señor en moto ha saltado por los aires y la moto se ha quedado empotrada en el coche de delante, lo peor es que te tenía los cristales tintados y ha salido a la fuga, y según nuestro conductor, esto por desgracia es frecuente en Filipinas entre los conductores sin licencia, que se la juegan vamos.

Una vez aquí, hemos dado un paseo por la zona de hoteles de la isla, entre semana ya iremos a la zona interior. Hemos comido y hemos disfrutado de la habitación, la playa y sobre todo de nuestra terraza privada dónde estoy escribiendo ahora mismo este artículo.

El hotel no es mucho más grande que el Turtle, pero es diferente, tiene como diferentes pisos y zonas. Las habitaciones económicas están dentro, y las de lujo a primera línea de playa, las plantas bajas como las nuestras (y más caras) con dos terrazas y las de arriba con un balcón.

El restaurante tiene un menú súper completo, así que se acabó estar a base de gambas y Nuggets caseros de pollo… ¡Nos vamos a cebar de lo lindo!

Me despido con una panorámica de nuestra terracita con un poquito de mar. Estaba un poco nublado así que espero poder hacer mejores fotos mañana.

Las previsiones de buceo son muy muy buenas, pero ni os adelanto nada, ni os doy más información por el momento para no gafarlo, lo que está claro, es que vamos a estar casi casi solitos como en el otro hotel, y se irán añadiendo buceadores durante la semana que llegarán en diferentes días.

¡Pues nada buzos! Que nos vamos a cenar y a descansar.

P.D – Las inmersiones con el tiburón zorro son a las 4:30 de la mañana… ¡SI! Lo que oyes…. ¡Pero que se le va a hacer! L

 

Dejar un comentario