¡Muy buenas! Voy a intentar ser escueto hoy, que son casi las 11 de la noche hora Malapascueña y nos tenemos que levantar de madrugada pues a las 4:40 salimos en barco en búsqueda del tiburón zorro. ¡Si, a esa hora en la que ni siquiera hay sol!

Hoy ha sido nuestra primera jornada de buceos aquí en la isla, así que si quieres conocer más sobre Malapascua y nuestra primera jornada de inmersiones te recomendamos entrar y descubrir el artículo completo.

Hemos amanecido tal que así, la playa ya estaba limpia sin rastros de algas (hay que ver que currantes son los del hotel) y después de un buen desayuno, hemos partido rumbo a nuestra primera inmersión.

INMERSIÓN 14: Quillano

Inicialmente la inmersión era otra, pero por cosas de las corrientes y demás nos hemos quedado en este plato de arrecife. Un arrecife espectacular y muy bien conservado en constaste a Moalboal. ¡Cómo echábamos de menos un arrecife! Estábamos algo cansados de tanta inmersión en pared.

Sin duda, pese a que la primera parte de la inmersión era fondo de arena, madre mía la cantidad de vida que había en la zona. El guía ya nos había advertido – “yo os voy enseñando cosas, y mientras le hacéis fotos, busco la siguiente” – Y así ha sido, una cantidad de nudibranquios y gambitas tremendas, ideal para hacer macros. Además, a los pocos minutos han empezado a aparecer los caballitos de mar. ¡Creo que he contado cinco diferentes durante la inmersión!

Estos, son más del el doble de grandes de los nuestros del mediterráneo, y encima hemos tenido la suerte de encontrarnos con uno/una embarazado/embarazada smile

INMERSIÓN 15: Monad shoal

Esta inmersión ha sido algo así como cuando en el rojo te dicen, la semana pasada vieron martillos en Gordon Reef… Pues eso, hemos ido a la zona de los tiburones zorro, sólo que después de comer cuando el sol está más alto es más idóneo para ver mantas.

Según nos han dicho ayer las vieron y cruzaban los dedos para que hoy las viéramos. ¡Pues no ha sido así! Además, ese arrecife está cascado cascado, y más allá de la profundidad que no es poca, unos 20 metros de prof. media durante la inmersión, y en la zona esta en concreto no se puede usar ni el flash ni la linterna… ¡Pues ya me dirás! Que encima había también nudis por todos lados, y de esos gordos y llamativos que parecen hasta venenosos.

INMERSIÓN 16: Lighthouse Reef

Una nocturna preciosa, por la diferente vida que hemos encontrado en ella. Hemos empezado con el pez Mandarín ¡Y esta vez sí hemos podido usar el flash! Tampoco hemos hecho fotones porque estos bichos se mueven cosa mala, pero algo entre otra fauna si hemos podido retratar.

Pues eso es todo, a dormir que verás tu mañana…. No sé yo si voy a aguantar este ritmo de inmersiones, creemos que vamos a tener que dejar alguna sin hacer, pues haciendo las 15 que tenemos contratadas no nos va a dar la vida.

 

DEJAR UN COMENTARIO