¡Todo lo bueno acaba! Más tarde o más temprano, pero nada en esta vida es para siempre (al no ser que seas un vampiro de crepúsculo, que entonces no puedo discutírtelo) y nuestras vacaciones están llegando a su fin.

Ha sido una jornada de buceos agotadora, ya ni nos apetecía bucear, pero nos hemos metido de lleno y lo hemos dado todo en todas y cada una de las inmersiones que comentaremos a continuación.

Son casi las 11 de la noche, esto aquí es lo peor teniendo en cuenta los madrugones que nos pegamos. Estamos literalmente reventados, y menos mal que nos hemos pasado al nitrox (y menudos chutes) si no, no sé cómo habríamos acabado la semana.

Hoy hemos estirado el día a tope y realizado cuatro inmersiones para poder tener mañana libre la agenda, perrear, tomar el sol, darnos un masaje y disfrutar relajados de nuestros dos últimos días en el paraíso dejando atrás el buceo.

INMERSIÓN 25: Bugton

El día no acompaña mucho, ya en la playa veíamos que había algo de corriente, cosa que hemos notado nada más saltar al agua, pero pasados los 5 metros, como si nada oiga.

Sólo llegar al arrecife, nos hemos encontrado con un cofre amarillo, al que le tenía muchas ganas y sólo le he podido hacer una foto pues en las inmersiones de hoy, ya no estamos sólos y tenemos a otro fotógrafo en el grupo y claro, ya no es lo mismo. Así que he optado por pasar un poco de los bichos, que ya estoy algo saturado y centrarme en “intentar” hacer fotos de ambiente.

He empezado mal, pues tenía subida la ISO, pero menos mal que los fotosubs de Facebook me ayudan (gracias Xavi & Rafa) y me recuerdan cómo poner los parámetros que me han servido para el resto de inmersiones, pese a ya nublarse el cielo.

INMERSIÓN 26: Chocolate Island

Sin duda me ha decepcionado un poco esta inmersión. En el briefing veíamos un millón de corales y estaba ansioso por tirarme al agua y empezar a hacer soles. La cosa no ha sido así, no nos ha acompañado la corriente, y hemos terminado en un arenal con cuatro cosas.

Al menos hemos podido ver a una serpiente juguetona a la que Jordi le ha hecho un buen vídeo.

INMERSIÓN 27: Pantaw-pantaw

Pues un poco como la anterior, la cosa está que este si tenía un arrecife precioso, y no a mucha profundidad. ¿El problema? Otra vez la maldita corriente. A ver, que hemos estado en perores situaciones en Maldivas y hemos sobrevivido, pero lo dicho, si ya no vamos solos, nos limitan profundidad, dirección y, sobre todo, tiempo de inmersión. Pero bueno… Algo hemos sacado 😉

INMERSIÓN 28: House Reef

¡Sin duda la mejor nocturna en Filipinas! Eso sin desprestigiar la de Moalboal con las tortugas, pero aquella fue agobiante.

Hemos estado Jordi y yo solos con el guía durante aproximadamente 70 minutos. Hemos visto de todo, y hemos hecho un millón de fotos. El momento final nos ha encantado, más allá del ataque de miles de bichillos y gusanos como en cualquier nocturna aquí en la zona, en la parada nos hemos trasladado al planeta de avatar, y con los focos apagados, cualquier movimiento, nos convertía en fluerescentes, toda una experiencia vamos, si no fuera porque todo eso que brillaba era millones de bichillos…

Esto es todo, mañana a disfrutar del hotel, tomar el sol…. ¡Nos leemos!

 

 

 

Dejar un comentario