¡Pues con la tontería estamos en el ecuador de nuestra estancia aquí en Maldivas y si ayer teníamos las pilas súper cargadas, hoy creo que las vamos a tener que poner en el cargador! Día intenso y lleno de emociones ¿Quieres conocerlo en detalle? Pulsa leer más para descubrirlo tongue

¡Si! Como digo hoy ha sido un día cargadito. Nos hemos despertado sobre las 6 de la mañana con una paz increíble, como ayer, hemos amanecido en un lugar de ensueño y minutos después hemos partido rumbo a la zona de Ari dónde realizaríamos el buceo, y poco después Daniela nos ha hecho un pequeño resumen de la jornada de hoy en el comedor. Aprovecho y os dejo la panorámica de la zona dónde además de comer, pasamos el rato y hacemos los briefings de buceo.

La foto de la panóramica ha sido reducida para optimizar su carga.

El plan era sencillo, iniciar la jornada en una Thila para después partir en rumbo del tiburón ballena. Aún no os voy a desvelar el resultado, por lo que vemos en detalle la primera inmersión.

Inmersión 08 | Kuda Rah Thila

Sin ninguna duda una de mis inmersiones favoritas de Maldivas y que, además, hemos tenido la suerte de poderla hacer sin corriente. Es una Thila muy chiquita que en situaciones normales tardas la vida en recorrerla, pero hoy, la hemos podido disfrutar de una forma más tranquila. Sin duda me encanta meterme entre los bancos de pargos amarillos y nadar a su alrededor, ver como se abren, cierran y amoldan estos pececillos a tu alrededor no tiene precio, o “prezio”, como diría nuestra guía italiana.

Sin duda una gozada y un disfrute total para hacer fotos también con las gorgonias. Lástima de la visibilidad, pero sabemos que Maldivas no es precisamente cristalino como el Rojo para crear ese efecto de sol en la foto, y que además estamos en pleno cambio del monzón, por lo que aún hay más concentración de plancton en el agua, y por ello, además, también mucha más vida marina, también hemos podido ver una gamba Mantis, que es la primera vez que la vemos aquí. ¡Y OJO SPOILER QUE DICEN, QUE MAÑANA NOS LLEVAN AL ÚNICO LUGAR DE MALDIVAS DÓNDE TIENEN LOCALIZADAS GAMBAS ARLEQUÍN!

Después de la inmersión y del desayuno, hemos ido en busca del tiburón Ballena, el plan era que, si no lo veíamos durante la mañana, haríamos inmersión. Hemos tardado 10 minutos de reloj en encontrarlo. Inicialmente no quería tirarme al agua pues estaba con el Mavic Air, y mi idea era grabar a los chicos pegándose de ostias por ver al tiburón ballena, pero justo han empezado a caer cuatro gotas y he optado por bajar abajo.

Anna y yo no teníamos intención alguna de participar en ese maratón, pero al final, con la tontería y después de estar todos 5 minutos nadando como si no existiera un mañana, el tiburón se ha posicionado justo delante del barco, así que he aprovechado, me he tirado, y he pasado a ser el primero en la fila y lo he podido ver en todo su esplendor.

Inmersión 09 | Dhigurah Beyru

Ya de vuelta al Dhoni, y con los higadillos fuera, hemos pasado a la segunda opción del día, que era bucear en el canal mirando al azul, a ver si por un casual el tiburón ballena volvía a aparecer y en este caso, podíamos bucear directamente con botella. Me ha llamado la atención, que, en las instrucciones de los guías, siempre han dejado claro que está totalmente prohibido tirarte en botella con el tiburón ballena, que es diferente si te lo encuentras ya en mar abierto. Pues yo sé de unos que la última vez que estuvieron en Maldivas, se tiraron con equipo tal cual, pasando olímpicamente del snorkel….

La primera mitad de la inmersión nos la hemos pasado mirando al azul, pero después nos hemos cansado y hemos optado por el arrecife. No es de los mejores de Maldivas pero hemos podido ver además de tiburones y una tortuga, otro pez juvenil que me ha llamado mucho la atención por su contraste entre negro y plateado (no, este no me lo voy a tatuar). Además, también hemos visto muchos peces ángel y cirujanos pequeños y hasta gobios diminutos en corales látigo.

Durante la parada de seguridad hemos visto que caían gotitas, y al salir del agua y entrar al Dhoni, directamente nos ha diluviado. Tanto, que el paraíso que teníamos delante de nuestros ojos ha desaparecido por minutos. La llovía ha durado cosa de 20 minutos, el tiempo de volver al barco, pero ya el cielo se ha quedado cubierto.

Inmersión10 | Vilamendhoo

Después de comer y de nuestra respectiva siesta española, nos han ofrecido ir a un arrecife dado que ver el tiburón ballena nublado, no era cosa fácil por lo que directamente, hemos ido al plan B.

Era totalmente oscuro allí abajo, parecía casi casi una nocturna, además había muy muy poca visibilidad, será quizá por eso por lo que al usar la linterna hemos encontrado animales pequeños más fácilmente, como las gambas en el coral látigo o hasta una especie de Vaquita de Mar que directamente nos ha robado el corazón, y el aire, porque al no tener batería en la cámara… tenía que esperar un par de minutos entre foto y foto, el justo para engañar a la cámara para sacar una foto más antes de que esta volviera a detectar que no tenía batería y terminara muriendo.

Ya de vuelta al barco, parte de la tripulación se ha ido a la isla local de Dangeti, pero a nosotros no nos hacía mucha gracia, y más con el día que no acompañaba y nos hemos quedado haciendo pruebas con el Drone y poniéndonos al día con el lookbook, fotos y vídeos, además de spamear de mala manera en Instagram.

El colofón final del día lo han puesto los chicos de la tripulación que nos ha preparado una comida especial al estilo “Maldivas” dónde todo era básicamente sucedáneos y derivados del atún y la verdad es que estaba bastante bueno. ¡Tengo que pedirles la receta del picadillo de atún, está demasiado bueno!

¡Y poco más por ahora, al menos que pueda o quiera contaros! tongue

¡Mañana más, y mejor! A ver si tenemos suerte y buceamos con mantas heart

Os dejo, que aquí son las once de la noche pasadas y estoy que me caigo del sueño.

Dejar un comentario

¡Compartir publicación!