¡Qué pasa buzos? Pues sí, tal y como dice el título hemos vuelto al azul el pasado fin de semana después de unos meses en dique seco. Ha sido un retorno agridulce pero que dentro de los “cons” hemos disfrutado mucho y tenemos las pilas más que cargadas para nuestro próximo viaje a Bali. Después del salto como siempre, os dejamos al completo la crónica de nuestra jornada de ayer.

El pasado Martes, mi trauma me dio el alta definitiva y me quitó la prohibición que tenia de realizar buceo. ¡Si, me rompí tres costillas y he estado una temporada en dique seco! Pero os lo voy a explicar más adelante en un post en detalle, que es algo que tengo muchas ganas de contar, tal y como me pasó hace unos años con la rotura de mi codo pues, habrá gente que esté en mi misma situación y no hay mucha información por Internet sobre este tipo de lesión y la relación con la práctica del buceo.

¡A lo que vamos! Que no he empezado a contar nuestro día de ayer y ya me estoy yendo por las ramas. Realmente habíamos quedado para el próximo fin de semana, a justo una semana de volar rumbo a Bali, pero aprovechando que nuestros amigos Alba & Sito querían bucear en Llavaneres con Poseidonia Dive, decidimos adelantar la jornada para tener tiempo a poder realizar compras de última hora por si así fuera necesario. Y lo ha sido… porque Jordi descubrió que la correa de su ordenador estaba rajada y hemos probado suerte con una genérica con todos sus accesorios de Amazon que puedes encontrar aquí.

Como no quisimos madrugar mucho, optemos por hacer sólo la segunda de las dos inmersiones que tenían programada pues además, no sabía como mi cuerpo respondería en el agua, así que hemos aprovechado para dormir, llegar un poco más tarde y poder volar el Drone realizando algunas tomas y maniobras de ensayo de cara a nuestro próximo viaje.

La inmersión por lo general ha sido bastante buena, pero en algunos momentos hemos llegado a pasar frío y no estaba del todo cómodo en el traje. Entre que llevan un año son usarse y han perdido elasticidad, y que con estos meses de parón por la costilla he ganado algunos kilos… Pues no me ha resultado cómodo, y claro, acostumbrados a llevar apenas un 2/3 milímetros, pues me he agobiado un poco la vedad.

Las costillas ni las he notado (es cierto, que ahora si las noto un poco, pero es más algo muscular, pero si, el ejercicio aún me pasa factura) he optado por entrar despacio al agua en lugar de cargado y con el paso de gigante y equiparme directamente dentro. Ya con todos los bártulos me he empezado a sentir nervioso. Sabía que no me podría pasar nada a nivel óseo, los huesos están soldados, pero tenia ese nerviosismo de que todo fuera bien, que además, me ha hecho hiper-ventilar un poco debajo del agua, pues al principio, me daba como cosa respirar con normalidad, y prefería inflar poco mis pulmones… mira, neuras que le dan a uno después de que se le rompan tres costillas y piensa que a los veinte metros estas le van a reventar, por el miedo que me ha metido la gente en el cuerpo.

Total, que me alarmo por nada y una vez ya relajado, y con el traje lleno de agua y con mejor movilidad, me he sentido mucho mejor, pero ha sido relajarme y… Se me han empañado las gafas a lo bestia, mira que les había puesto jabón y las había dejado secar para darles un remojo antes de entrar al agua, pero he llegado a ver a Jordi volverlas a limpiar y amigo, las gafas es algo que o haces tú y te responsabilizas tu mismo del resultado, o te la juegas. Menos mal que estaba todo plagado de la alga moco, que he podido sacármelas debajo del agua y frotar bien cual anuncio de fairy ultra ¡El milagro está en las algas! Si, ya estoy desvariando…

Entonces he empezado con las fotos, y ¡sorpresa! tenía la cámara con los ajustes de fábrica. ¿Pero qué no pruebas las cosas antes de meterte al agua? ¡Claro que no, porque soy imbécil! Total que ha sido un festival de fotos de mierda, cuando no me salían rojas, me salían amarillas, cuando lo intentaba arreglar con el balance de blancos y me movía dos metros y volvía a disparar, me quedaban verdes por el exceso de algas. ¡Total un festival! (Podéis ver los ejemplos a los que hago referencia en las fotos de los nudis de más arriba.

Total que me he cabreado conmigo mismo debajo del agua por inútil. Los flashes me han dejado de ir, o no se disparaban siempre y yo venga a darles más potencia y luego quemar las fotos. ¿Cuál era el problema? ¡Qué los tenía mal conectados! Y no me he dado cuenta hasta el final de la inmersión, cuando nos quedaban unos 80 bares de presión y Jordi ha decidido subir y finalizar la inmersión.  A todo este me refiero cuando digo que ha sido un día agridulce, si es que no nos han podido pasar más cosas oiga….

Después ya en el barco, mientras subían el resto de compañeros, hemos aprovechado para grabar alguna toma desde el aire en la que se viera el Barco. Nuestra idea era bucear este verano mucho, ir a muchos centros, y hacer mini vídeos de cada uno de ellos así a nuestra manera, pero el destino es muy jodido… Os dejo con algunas de las panorámicas que hemos hecho desde el cielo con el Mavic Air ¿Os gustan? smile También tenéis todas las fotos de la inmersión aqui.

 

Tengo a Jordi enfermo, le he pegado el resfriado que yo ya estoy dejando atrás y se ha pasado el día en la cama. Os prometemos el vídeo resumen de la inmersión y las tomas del drone. No será un vídeo muy largo, pero para empezar a coger nuevamente soltura con el final cut pro.

Y poco más que contaros por ahora, estoy dedicando casi todo mi tiempo libre a un proyecto que me está haciendo mucha ilusión en el que estoy poniendo muchas ganas para que el lanzamiento y su continuidad sea todo un éxito, y me estoy dedicando menos a otras cosas. También quiero empezar a preparar las cosas para el viaje sorpresa que tendremos a la vuelta de Bali, pero aún no hemos concretado nada porque el equipo que lo lleva está de vacaciones y quizá finalmente no pueda ser… Pero por si es que si, ya estoy pensando como contarlo aquí y en redes todo smile

Me despido pues, a ver si esta semana puedo sacar algunos minutillos y escribir algunas cosas que tengo en el tintero y que me gustaría publicar antes de irnos a Bali. ¡Ahora sí, buenas noches que mañana madrugo! ¡Nos leeremos buzos! smile

Dejar un comentario

¡Compartir publicación!