¡Hola Buzos! Sé que muchos de vosotros estáis esperando nuestras bitácoras de Bali pero aún tenemos mucho material que organizar (MUCHO, ¡Si! Si habéis visto la galería ya tendréis una pequeña idea) desde la vuelta de Bali no hemos parado la verdad, y hemos vivido unos días súper intensos en los que hemos estado además, buceando en la Costa Tropical de Granada. ¡Corre, corre entra! Que tras el salto, te contamos nuestra escapada a Andalucía con todo lujo de detalles smile

Sabéis que nos encanta viajar, y que siempre estamos aprovechando cualquier oportunidad para escaparnos a algún lugar del mundo a bucear, o incluso realizar planes dentro de España como bajar a la Azohía en Murcia, o alguna escapada de montaña que también intentamos contaros por aquí, pues pese a ser un blog de buceo, no nos pasamos todo el año buceando, y menos viajando a lugares paradisíacos.

Y si… Os dijera que para disfrutar de un clima tropical con unas fantásticas vistas no hace falta embarcarse en un vuelo de miles de horas. Pues resulta que a veces salimos de España buscando el paraíso y no somos conscientes de las maravillas que tenemos en nuestra tierra y nosotros gracias a Eventosfera y Turismo de Andalucía, hemos podido vivir una experiencia que guardaremos siempre con nosotros. Aviso spoiler, se viene un pedazo de post tongue

¿Qué es la costa tropical?

Igual os suena un poco a chino e incluso podríamos pensar que estamos hablando de algún país exótico pero no… La costa tropical se encuentra en Granada y cuenta con decenas de playas y pequeñas calas con aguas cristalinas y cuenta con una temperatura media que ronda los 20 grados durante los meses fríos y temperaturas más que tropicales en verano. Sierra nevada rodea esta extensión de municipios creando en ellos un micro clima único y de hecho es el único lugar de toda Europa donde se cultivan frutos tropicales como el mango, la chirimoya, los litchi el desconocido para muchos kumquat o el exótico aguacate. Además sus inmersiones están repletas de vida pues la zona está considerada reserva natural y para nosotros, se han convertido en un referente de buceo en España por la temperatura y la cantidad de vida que hemos encontrado en sus aguas.

Blogtrip: Costa Tropical #ViveCostaTropical

Como decimos, esta experiencia la vamos a recordar siempre pues además ha sido nuestro primer blogtrip en el que hemos podido disfrutar y conocer una parte desconocida para nosotros de Granada. Además, hemos tenido como compañeros de aventura a otros bloggers de diferentes áreas como gastronomía, naturaleza o viajes… con los que hemos realizado actividades conjuntas más allá del buceo y nos que nos han acogido como si fuéramos dos más de la familia y tanto ellos como los organizadores, han estado pendientes de nosotros en todo momento. ¿Queréis saber que hemos hecho estos días? ¡Vamos al lío!

Sobrevolando la Costa Tropical con Tropicopter

Creo que era la actividad programada a la que más respeto le tenía. Muchos de vosotros ya conocéis mi miedo a las turbulencias (que ya estoy superando a base de bien) pero contra todo pronóstico el viaje se me hizo corto y lo disfruté como un enano pese a mi cara de pánico de antes del despegue.

Durante el trayecto pudimos disfrutar de unas vistas espectaculares de la playa de la guardia, la charca de Suárez además del Castillo de Salobreña, una construcción Nazarí que actualmente mezcla elementos de arquitectura musulmana y cristiana.

Travesía en velero con SailAndSea

Durante poco más de dos horas disfrutamos de una travesía en velero partiendo del puerto de Motril y finalizando nuestra aventura en el puerto de Marina del Este donde nos estaba esperando nuestro transfer. El mar estaba totalmente plano y el trayecto fue súper suave. Pudimos desplegar la vela para dejarnos llevar por la brisa y disfrutar del sus parajes desde la costa desde el navío además de a vista de drone. Nos tuvimos que conformar con el avistamiento de  grandes bancos de gaviotas cazando en el mar a falta de algún que otro delfín jugando en proa.

Almuerzo en Chiringuito La Sardina⠀⠀⠀⠀⠀⠀

¡El momento de reponer fuerzas! Situado en primera línea de mar en La Herradura el restaurante ofrece platos tradicionales mezclados con frutas exóticas de la zona. Más allá de la degustación de mariscos me hice fan de la ensalada. Es tal cual la preparamos nosotros muchas veces, ¿La diferencia? El tomate y el aguacate de la tierra mezclado con sal gorda para darle ese toque a mar. Acostumbrados a frutas y hortalizas verdes este plato nos llamó la atención por su gran sabor. ¡Sin duda nos declaramos fans de la cocina mediterránea! 

Inmersión con Buceo la Herradura

Moisés uno nuestros anfitriones nos contó más en detalle sobre el lugar en el que ibámos a bucear. Punta la Mona se encuentra protegido y permite bucear sin corrientes durante todo el año con una visibilidad que ya quisiéramos en las costas catalanas. Durante la inmersión nos sorprendimos de la cantidad de vida que encontramos, un sinfín de nudibranquios de incluso tamaños colosales y muchas castañuelas y gobios que posaban sin ningún pudor para nosotros.

También nos llamó la atención el fondo marino, pues este era rocoso con grandes formaciones de gorgonias, esponjas y corales. Nada que ver con las inmersiones a las que estamos acostumbrados en las costas catalanes en las que últimamente no hay más que alga filamentosa por los cambios bruscos de temperatura. Otro factor positivo de la costa tropical, al tener una temperatura constante todo el año sin cambios muy bruscos, este tipo de alga no llega a propagarse en grandes cantidades y hace que para buceadores, fotógrafos y videosubs la costa tropical granadina sea un referente en el buceo en España.

Cenando en el Restaurante Tablado Flamenco La Ventura

Despedimos la primera jornada disfrutando de una cena espectáculo en la que predominaba el flamenco ¿Acaso no estamos en Andalucía? Ensalada una vez más con aguacate de la tierra como ingrediente principal en contraste con un puré de salmón ahumado. La guinda vino con el plato principal, secreto ibérico también ahumado, tierno y meloso. ¡Otra razón más para escaparse a la costa tropical, su gastronomía!

Inmersión con Buceo la Cala Honda

La jornada del sábado nos tocó madrugar, pero era por una buena causa y no era otra que desplazarnos hasta la localidad de Cala Honda al centro de buceo. Moisés nos contó que la localidad se llama así por su playa, pues, a los dos pasos de entrar al agua esta cae en picado y cubre, de ahí lo de “hondo” y al ser una cala… ¿Sencillo no? Nos contó también que aquí es común ver cabras montesas en las rocas de las costas pues estas buscan él salitre para compensar sus digestiones. No tuvimos la suerte de ver ninguna, pero habría sido algo digno de recordar.

En esta ocasión el buceo fue en “La Laja” una inmersión en un arenal con pared y nuestro objetivo eran unas colonias de anémonas con gambas Periclimenes. Pudimos disfrutar de varios ejemplares además de mucha vida macro. Uno de los mejores momentos de la inmersión fue al atravesar una termoclina, o mejor dicho, esquivarla tongue Y no podemos olvidarnos de los instructores del centro, y sus clientes. Sin duda, una pareja que buceo con nosotros hizo de nuevo que nos sintiéramos como en casa, y al ver que éramos “extranjeros” nos contaron todas las maravillas que guardaban sus aguas a la vez que se emocionaban al conocer el tipo de inmersiones que tenemos en la costa catalana. Seguimos sumando razones para viajar al sur, ¡Su gente! heart

Almuerzo en Mesón Nacimiento Vélez

¿Creo que en este caso sobran las palabras no? Es de todos los restaurantes del blog trip que más disfruté, y solo por la variedad y originalidad de los dulces pues, todos y cada uno de los platos estaban exquisitos. La tapa de pulpo con patata destacaba por su contraste con la salsa de cacahuete, y el bacalao gratinado con queso te hacia la boca agua. ¿Y qué me decís del huevo? Sin duda la guinda del pastel sobre todo al partirlo y descubrir su interior, cual huevo real, mezclando chocolate y mermelada de mango.

Clase de equitación con Turismo Activo entre Montañas

Laura dueña del ¿establo? ¿picadero? (ahora no recuerdo cómo se llama al sitio dónde viven y se adiestran a los caballos) nos trasmitió a todos su amor y pasión por los Caballos, y nos contó además las diferentes actividades que hace con niños discapacitados y el bien que los caballos ejercen sobre estos. Había leído en alguna ocasión sobre la sensibilidad que tienen estos animales con las personas, el vinculo que se crea con ellos y la empatía hacia el ser humano. Pues bien, creo que el que me tocó a mi me notó nervioso y se quiso entretener un rato conmigo, en tal medida, que finalmente opte por bajarme del caballo y disfrutar de ellos en la distancia, mientras también, me reía un poco de Jordi, y es que mi mismo caballo, le tomo también el pelo a él y con ganas. Creo que les dimos la tarde tongue

Nuestra última parada en el camino nos llevó a un lugar precioso que a simple vista pasa totalmente desapercibido. La fachada del jardín pasa totalmente desapercibida, es una casa más de la pequeña población de Vélez de Benaudalla pero al cruzar su puerta, y cruzar al patio, se nos despiertan los sentidos y olores a jazmín, curry y lavanda se entremezclan al sonido del agua que circula a través de diferentes riachuelos y cascadas.

El jardín nazarí, es el segundo jardín hispano musulmán más importante de la península y en él podemos encontrar diferentes grutas naturales en las que brota el agua así como frutos tropicales y rincones para desconectar del mundo y un pequeño molino. Al final de la visita, pudimos catar la mermelada de kumquat fruto del naranjo enano que se cultiva también en zonas tropicales y con el que la empresa Dekum elabora almíbar y licor .

¿Quieres saber más acerca de esta aventura? ¡Sigue los hashtags en Instagram & Twitter para no perderte nada!

#ViveCostaTropical #ViveCostaTropical

Una escapada corta, pero muy gratificante que nos ha enseñado un rincón mágico de la geografía española. Sin duda y estamos pensando en repetir la experiencia y escaparnos con los amigos el próximo verano, pero hasta entonces, guardaremos el siguiente vídeo en nuestra memoria, esperando que llegue el momento de volver al paraíso.

Dejar un comentario

¡Compartir publicación!