Hoy hemos tenido la primer jornada fuera de la zona de Tulamben y hemos viajado en coche hasta Padang Bay, la bahía que separa la isla de Bali de las islas Nusas. Estas paredes de arrecife son además punto de encuentro de mantas y mola molas que pese a no ser época de avistamiento quizá tenemos suerte como en nuestra anterior visita. ¿Tendremos suerte esta vez?  Tendrás que leer el artículo al completo para descubrirlo. smile

A poco más de hora y media desde Tulamben se encuentra la bahía de Padang Bay, una pequeña ciudad costera de pescadores cerca de Candinasa donde encontramos el Ferry que nos lleva a Lombok, Lembar, las islas Nusa o la recién sacudida Gili. Pese a estar inicialmente nublado, finalmente se nos ha despejado el día y hemos podido grabar algunas tomas desde el drone a bordo del Jukung (barco tradicional balines).

Suerte con los mola mola o las mantas no hemos tenido, pero hemos podido disfrutar de dos arrecifes llenos de vida.

INMERSIÓN 05: BIAS TUGAL

Es otra bahía al oeste del puerto de Padangbai y según nos dijo el guía de buceo es una de las inmersiones mas bonitas de Padang Bay por la cantidad y calidad de vida marina que en ella encontramos. El agua estaba unos grados más fría que en Tulamben y eso se ha notado en la inmersión y más al bucear sólo con un traje de 3 milímetros. Hemos tenido la suerte de ver de todo entre sus pináculos de coral. El guía nos ha enseñado un nudirbaquio (Dendronotus Regius) que según nos cuenta es poco común de ver, por lo que nos sentimos afortunados. Lástima que la cámara estuviera algo sucia y enfocar me costara la vida sad

INMERSIÓN 06: BLUE LAGOON

Una vez ya en superficie hemos navegado hasta una pequeña bahía de aguas cristalinas y arena blanca donde además hemos volado el drone. Esta inmersión estaba repleta de formaciones de corales blandos y duros muy coloridos en contraste con la arena blanca y mucha, mucha vida. Con menos frío que en la inmersión anterior cosa que nos ha venido bien para estar más tiempo “parados” y hacer fotos.

Además me he hecho amigo de una sepia gigante que no paraba de seguirme y cambiar de color. Se ha quedado algunos minutos a pocos centímetros de mi cara y me ha dejado fascinado. Creo que estaba mirando su propio reflejo en la máscara de buceo. ¡El azul nunca dejará de sorprenderme!

Por la tarde ya de vuelta al hotel después e haber comida también en Padang Bay, hemos aprovechado para descansar, disfrutar del hotel de la piscina y tomarnos un helado gigante smile

Dejar un comentario

¡Compartir publicación!