El penúltimo día de nuestro viaje a Bali lo hemos pasado recorriendo la isla de templo en templo y te lo contamos todo en detalle después del salto. Además todo ha quedado en familia pues nuestro conductor por casualidades de la vida era hermano de nuestro guía de buceo, y vamos, que o su hermano le ha hablado de nosotros o le hemos caído en gracia porque ha añadido paradas improvisadas a la ruta, haciendo un mix con todo lo que encontrábamos por el camino.

Tirta Gangga Royal Watergarden

El jardín real de Tirta Gangga fue construido por el último rey de Karangasem. No sólo fue el arquitecto de los jardines sino que también ayudó con su construcción. Muchas personas se asombraban a ver al rey mezclado con el pueblo y personas de clase baja, pero este tipo de actividades eran su pasatiempo favorito.

Los jardines muestran una mezcla de la arquitectura y cultura ballenera y china. El terreno que además pudimos ver desde el aire a vista de dron (bajo pago) esta formado por tres complejos separados con estanques y esculturas. 

El agua de sus piscinas siempre se ha considerado como sagrada y se utiliza en la actualidad para ceremonias religiosas y de purificación. El agua brota de la fuente principal con nada menos que 10 pisos que desembocan en la piscina principal. Durante nuestra visita pudimos pasear encima de las losas repartidas en la piscina con carpas que forman un camino y son el centro de todos los selfies y fotos para Instagram.

Rice Terrace

Es un área rural, situado al noroeste de Bali y justo en frente del templo del agua. Lo visitamos por tierra y quisimos hacer algunas tomas aéreas pero un señor de una tiendecita vino a pararnos los pies… Claro, si es que cuando es un arrozal o un templo, si no se llevan tajada, pues como que no te permiten sacar fotos para según que… Menos mal que pudimos capturar algunas buenas tomas desde Tirta Gangga.

Coffee Luwak

Los Luwak se comen los granos de café en libertad aunque en realidad sólo digieren el fruto carnoso o piel que rodea los granos. Los granos de café que el Luwak no es capaz de deshacer son “cagados” intactos y en bloques. Visitando la plantación/fábrica, nos cuentan el proceso de fabricación manual, vemos a un par de Luwak en jaulas y probamos los diferentes tés que también elaboran.

Después pasamos por caja, y todo lo que anteriormente nos han vendido como artesanal se convierte en cajas y paquetes industriales. Total, creo que es una actividad para sacar dinero a los turistas. Además, tenían también un mono encadenado a un árbol que apenas se podía mover. Una pena la verdad… Y por poco más de 5€ podías montar en su columpio gigante para sacarte la típica foto postrero que suben todas las bloggers a sus perfiles…

 

Kerta Gosa

El palacio de Justicia Kertha Gosa se ubica en la región este de Bali, mas precisamente en el Pueblo de Klungkung, fue construido en el siglo XVIII por Dewa Agung Gusti Sideman, con la función de ser una corte de Justicia, donde el rey y pueblo se reunían, cuando había algún caso donde debían debatir Justicia, y donde se basaban en un conjunto de leyes antiguas, muchas de las cuales se encuentra en forma de pinturas en el pabellón central.

El templo no era muy grande y después de ver las pinturas en las paredes y tejados hemos ido al museo en el que hemos podido encontrar diferentes disfraces y elementos de celebraciones balinesas muchos de ellos nos han recordado las diferentes figuras en piedra que veíamos fuera.

Goa Gajah Temple

Este misterioso lugar a las afueras de Ubud alberga un templo hindú, estatuas, estanques y fuentes de un tiempo pasado. Entra en la cueva a través de la amenazante y oscura boca de un demonio. Es una cabeza de Kala y tiene los ojos saltones típicos de estas esculturas. La cueva en sí es pequeña. Observa las inscripciones antiguas y recorre el pasillo hasta el final. A la izquierda verás un pequeño nicho con una estatua de Ganesh, mientras que a la derecha hay un pequeño rincón de oración con un lingam, símbolo que representa a Shiva, y un yoni, representación de la energía creadora femenina.

 

Bajando por las escaleras hasta los jardines, donde está el estanque de Patirtaan, donde dicen que hay agua sagrada que se utiliza para ceremonias. Fíjate en las estatuas que hay alrededor del estanque con peces y lirios: representan a los ángeles Widyadara-Widyadari.

Terminamos nuestra travesía bajando hasta las cascadas y refrescarnos un poco del sofocante calor que nos estaba cayendo encima. El templo era precioso, y además estaba todo vestido por una celebración local. El único problema es que el templo estaba muy masificado, y para hacerte la foto en la entrada a la cueva tienes que esperar pacientemente tu turno para posar después ante la mirada y objetivos de cientos de turistas.

Candinasa Monkey Forest

Dejar un comentario